disenador-grafico-en-madrid-fw

10 cosas que he aprendido siendo diseñador gráfico en Madrid

No Comments

twittergoogle_plusmail

Es fantástico poder compartir algunas cosas valiosas que he aprendido tras diez años como diseñador gráfico en Madrid. Esta aventura comenzó en febrero de 2006, cuando la agencia de diseño donde trabajaba como diseñador gráfico cerró y decidí pasar a la acción: «¡Voy a ser freelance!». Tenía la formación, la experiencia y el trato con el cliente, así que aquel momento se presentó como una gran oportunidad para ser autónomo.

Desde entonces he realizado multitud de proyectos, he vivido todo tipo de situaciones cotidianas en el entorno profesional y he ampliado enormemente mi perspectiva de visión, así que creo que puedo ayudarte, sea lo que necesites, con las diez claves que he aprendido después de esta experiencia.

Claves que he aprendido sobre la autonomía como diseñador freelance en Madrid

1. Flexibilidad

Ser freelance te proporciona un estilo de vida. Los proyectos te permiten trabajar de forma elástica y adaptarte a las necesidades del cliente y a las tuyas propias, tanto en un sentido temporal como en el aspecto de la carga de trabajo. Al mismo tiempo, compaginar tu profesión con tu vida personal es mucho más sencillo.

2. Libertad

Ser freelance no es solo flexibilidad en tu vida, sino también libertad. Libertad para poder elegir cuándo, dónde, cómo y con quién trabajar (sí, porque los clientes también se eligen). Es realmente una oportunidad de desarrollo propio como profesional independiente, siendo tú mismo y tomando tú las decisiones, pues trabajas —y esto es importante— en tu propio negocio.

Claves sobre contactos en el mundo de los diseñadores graficos en madrid

3. Potencia los vínculos

Vivimos rodeados de muchas personas y esto es genial. La oportunidad de un proyecto y de tratar con buenos clientes puede estar en cualquier lugar, así que no te centres en ser un profesional solo durante un horario del día, en sitios concretos o con personas determinadas. Procura siempre ser amable y entregar tarjetas personales para facilitar el contacto.

4. Evita trabajar para amigos

Porque suele traer problemas. Fundamentalmente el problema de considerar que tu trabajo es un favor. Hablar sobre cuestiones económicas no tiene por qué ser complicado entre amigos, pero la experiencia me dice que al final las probabilidades de quedarse sin amigo y sin cobrar son bastante altas.

Otro punto fuerte para un diseñador web freelance en madrid: la asertividad

5. Aprende a decir NO

Es una lección vital aprender a decir NO. Te evitará sufrir y agotarte en una profesión que deberías disfrutar. Si no dices NO cuando lo piensas, estás cediendo a algo que no quieres o no puedes hacer. El resultado no puede ser bueno. Un cliente puede pedirte muchas cosas, pero debes saber cuáles de ellas forman parte de tu trabajo y cuáles no y expresarlo sin problemas.

Hacer solo los trabajos en los que seas un crack y puedas dar tu cien por cien será beneficioso para todos: trabajarás con motivación y seguridad, tendrás un control pleno sobre el resultado y  tu cliente quedará mucho más satisfecho (y tú también).

6. Distingue lo realmente urgente

A veces los clientes pueden ser muy apremiantes. Aquí tu asertividad desempeña un papel importante: di NO a: “Esto tendría que estar listo para ayer”.

Parece que vivimos en el mundo de la prisa y algunos clientes creen que todo lo que concierne a sus proyectos es siempre lo más importante. ¿Es realmente una urgencia o es que quiere un trabajo listo por arte de magia?

Una cosa es una emergencia puntual y otra muy distinta es no dar tiempo a un trabajo. Para que un proyecto llegue a buen término es necesario planificar y respetar sus fases, y esto realmente permitirá definir plazos de tiempo correctos. Las prisas no son aliadas. Trabajar de forma optimizada, fluida y eficaz también requiere tiempo.

Hablemos del diseñador freelance y las tarifas

7. Cobrar el 50 % por adelantado

No pienses que esto ahuyentará a potenciales clientes. Al contrario: trabajarás con clientes de verdad. Un pago por adelantado es un compromiso y tu potencial cliente lo valorará y estará dispuesto a asumirlo (y si no es así, entonces no es tu potencial cliente).

Así trabaja una empresa profesional. Es una operación que implica confianza mutua, una garantía de proyecto serio por su parte y de resultado formal por la tuya. Puedes desconfiar de quien no esté dispuesto: te aseguro que evitarás clientes morosos.

Las claves para trabajar mejor siendo diseñador gráfico en Madrid

8. Un buen briefing

Esto es indispensable para que el proyecto pueda llegar a buen puerto. Forma parte de una buena planificación el trabajar sobre un briefing claro, bien definido y estructurado que refleje los objetivos y que prácticamente dirigirá tu trabajo haciéndolo mucho más óptimo. No establecer un conjunto adecuado de requisitos del trabajo y de características que debe cumplir tu diseño, desembocará en un proyecto indomable y difícil de resolver.

9. Sin un diseño aprobado no empieces a trabajar

Este consejo te ahorrará muchas horas de trabajo vacío (de pérdida de tiempo y dinero, básicamente, también los de tus clientes). No significa que tu posterior trabajo no requiera correcciones, pero si tiene el visto bueno serán sencillas de abordar. No puedes trabajar con la suposición de que tu cliente aceptará lo que le propongas, por muy bueno que sea tu criterio. Si no lo ha aceptado previamente, tienes muchas probabilidades de recibir un rechazo.

10. Crea un sitio web profesional

Mi sitio web profesional fue un punto de inflexión hacia mis potenciales clientes, recibiendo muy buenos contactos a través de él. Tu web refleja tu imagen en Internet, aplica el buen diseño y no escatimes en recursos. Piensa en que no es un mero escaparate, sino una potente herramienta de captación, por lo que debe comunicar con eficacia tus valores y tus servicios, dejar huella en tus visitas y facilitar el contacto.

BONUS: 11. Que el cliente te ponga cara siempre es importante

A veces nos sumergimos en el trabajo y nos olvidamos de que detrás de los proyectos hay personas. Que los clientes también sepan eso, que detrás de tu trabajo estás tú, que eres de carne y hueso, transmite confianza y tranquilidad y facilita la comunicación.

Para finalizar, espero y deseo que encuentres muy útil esta información. Muchas gracias por leerla y siéntete libre para compartirla.

Si te a gustado mi post sobre como ser un buen diseñador gráfico en Madrid, por favor vótalo.

Rate this post
twittergoogle_plusmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies